info@enerzona.es   Tfno. gratuito 900 807 411

Re:Re: Verano 2012: Descubriendo la zona

#16579

sebastianico
Participante

Como buen deportista que eres sabrás cuando tu cuerpo está generando estrés a causa del ejercicio. En la dieta de la Zona el ejercicio se debe de hacer de una manera moderada eso quiere decir que debemos dejar intervalos de recuperación para no generar demasiada cortisol, eso dependerá del nivel de entrenamiento que tengamos. Por lo general el deporte de alta intensidad genera estrés por sí solo, de aquí la paradoja cuando el Dr. Barry Sears entrenaba a atletas de élite. Aunque la ratio TG/HDL era bastante buena tenían niveles de inflamación silenciosa altos ya que generaban mucha cortisol que a su vez provocaba el aumento de insulina. De esto se deduce que los que practicamos deporte de alto rendimiento debemos de tener mucho cuidado para mantenernos en La Zona y aunque nos cueste debemos controlarnos un poquito y respectar los periodos de descanso.
Un saludo.

@xalao wrote:

Hola sebastianico, encantado.

Como bien dices, siempre he mantenido TG y HDL en unos buenos niveles. Ahora que me fijo en el riesgo aterogénico, que es lo que en la zona se denomina al ratio TG/HDL (2º indicador significativo de inflamación silenciosa), también concluyo que siempre ha sido más o menos bueno. Cuando suplementaba mi alimentación con batidos de proteínas, vitargo, glutamina… etc. además de no variar o superar el LDL, conseguía alterar transaminasas y la urea, probablemente por un exceso de proteínas. Cuando he probado los esteroles vegetales (danacol, benecol…) siempre ocurre lo mismo: el colesterol baja, sí, pero un poco hasta que el cuerpo lo compensa y se estanca. Por no mencionar que baja también el HDL. En fin, quiero cumplir 3-4 meses de zona y volver a repetir un análisis para confirmar que este tipo de alimentación es la que mi cuerpo necesita.

Respecto al deporte me gusta, y mucho, practicarlo. Cada uno tenemos nuestra válvula de escape y en mi caso el deporte, con su chute de endorfinas del cerebro, me ayuda a superar el día a día. El problema es que soy demasiado exigente conmigo mismo (hasta cumplir el objetivo) y además la mente se vuelve un poco adicta a la sensación de agotamiento, lo cual tampoco es bueno: te cuesta admitir que tu mejor entrenamiento del día va a ser descansar. Hablando en términos zoneros, va a ser difícil medir el nivel de estrés que hablas, no sé cuándo me estoy pasando (escucha a tu cuerpo dicen…). El caso es que es frustrante un alto nivel de sacrificio cuando los objetivos no llegan. Por eso es bueno aprender, cambiar de hábitos… cuesta admitir que nos estamos equivocando, en especial en lo que a la dieta se refiere.

En fin, iremos viendo.

Saludos!