info@enerzona.es   Tfno. gratuito 900 807 411

Re:Re: PASTA Y ARROZ

#13742

Luis Ignacio Pastor
Participante

Hola Chescona:

Me alegro de que te vaya tan bien la dieta.

En la dieta de la zona se habla siempre de alimentos favorables, menos favorables y desfavorables, pero en ningún caso se habla de alimentos prohibidos.

Quiero decir que no es bueno comer paella todods los días y pasta cada dos días, pero se pueden comer de vez en cuando y así te quitas el mono. Simplemente debes poner las proteinas necesarias y la grasa. Yo tomo de estos aloimentos y no me van mal, de hecho no noto subidas por tomae estos alimentos. Hay que tener en cuenta que en una semana haces 21 comidas principales y 14 tentempiés. Si una de ellas es menos favorable, no va a afectar tanto a las restantes como para no perder peso en toda la semana.

El sistema a emplear para comer estos alimentos, también viene perfectamente explicados en los libros del Dr. Sears. Yo empleo la grasa (por supuesto la monoinsaturada, para retardar la entrada de estos HC en el torrente sanguineo.

Mira lo que pone en el libro “DietA para estare ne la zona” respecto a las grasas.

Las grasas

Para completar una comida favorable a la Zona, añádele siempre grasa. Recuerda que, desde el punto de
vista de quien administra un fármaco, lo que intentas hacer es valerte hasta de la última treta posible para
lograr, de forma constante, un equilibrio favorable de los eicosanoides. Y una de estas tretas es usar la grasa.

Ahora verás cómo funciona. Además de proporcionar los elementos o bloques para la construcción de los
eicosanoides, las grasas funcionan también como otro mecanismo de control que, lo mismo que la fibra,
regula la rapidez con que los hidratos de carbono se van incorporando al torrente sanguíneo.

Pero también son importantes por otras dos razones. La primera es que las grasas hacen que la comida
sepa mejor. Pregúntaselo si no a cualquier chef francés y te dirá que una dieta libre de grasa es una dieta
auténticamente aburrida. La segunda razón es que el contenido en grasa de una comida provoca la liberación
en el estómago de una hormona conocida como colecistoquinina (CCK), que es la que avisa al cerebro de que
ya estás satisfecho y es hora de dejar de comer.

Si aplicas estas normas puedes comer un poco de todo.

Saludos