info@enerzona.es   Tfno. gratuito 900 807 411

Re:Re: Lo siento, pero… TENGO HAMBRE.

#15778

Agost11
Participante

Muchas gracias a Luis Ignacio Pastor y a Lili por responder; siento no habérselo agradecido antes, pero es que he estado unos días fuera.
Sí, seguro que hago algo mal, entre otras cosas porque, lo confieso, no peso alimentos, sino que me guío a ojímetro ( el método visual)con unos alimentos y mediante la tabla de equivalencias que encontré en el libro ” grasa tóxica” con otros. En este sentido, por cierto me lío con algunos como ” pan: una rebanada” ( ¿cuánto pesa una rebanada? las mías pesan 35 g)) 0 “cucharadita” ( ¿ de café o de postre?). Esta falta de precisión se la atribuyo a dos cosas: primero, que tengo una falta de tiempo enorme debido a mi trabajo y, sobre todo a mis dos hijas y segundo: que no quiero llegar a obsesionarme y estar claculando bloques de por vida ( suelo hacerlo,`pero últimamente, si hay que hacer alguna transgresión, pues la hago, no quiero ser una “rara” sobre todo cuando estoy con otras personas que no tienen por qué saber por qué me como tres avellanas en vez de cinco o verme teniendo un ataque de pánico porque me invitan a tomar una paella o ponerme de los nervios cuando mi marido me quita dos langostinos del plato.)
En fin que ¿ creeis que si afino un poco lograré calmar el hambre? Hay un tipo de hambre especialmente peligrosa: la de después de comer; sí, suena a chiste, pero es que después de comer tengo ( de toda la vida) una ansiedad por el dulce que no controlo; y no me conformo con un bombón , no , me tengo que tomar 6 o 7 y alguna galleta y una infusión para “llenar espacio” y un heladito… Así que una comida perfectamente ( o eso creo yo) en la zona, me la cargo de forma bochornosa y cuasi bulímica ( no siempre, eh?, que sí he bajado 1 kilillo o así, es que creo que mi problema no es el peso sino el volumen, por cierto que de volumen creo que no he bajado nada).
Lili, cuando leo que te llenas con el menú tipo que me comentas, solo puedo pensar que a lo mejor yo estoy acostumbrada a raciones excesivas ( yo creo que en la sociedad actual indudablemente casi todos comemos más de lo necesario), porque te aseguro que yo con eso me quedo hambrienta ( y eso que como bastante despacio); el caso es que siempre estoy esperando la siguiente comida y pensando en ella y planeándola con ansia y este aspecto psicológico es el que me da miedo.
Por cierto, ¿ alguien sabe algo de dieta de la zona y lactancia? es decir, si varían los bloques que hay que tomar.
Bueno, muchísimas gracias por leerme y por vuestra rápida respuesta. saludos a todos.