Re:Re: DEPORTE EN LA ZONA

#14927

karen98745
Participante

@flacozone wrote:

Hola. En mi caso, POR FÍN parece que voy dando con algo efectivo en cuanto al entrenamiento con pesas, la Dieta de la Zona. Ya estoy leyendo el cuarto libro de Barry Sears y en él “Rejuvenecer en la Zona” habla más extensamente de los beneficios del ejercicio. Y sin duda hay beneficios, pero nada comparable con llevar una dieta adecuada. Y, otra cosa, pasarte con ejercicios anaeróbicos genera estrés, y por tanto hidrocortisona, vamos, acabas matando músculo y envejeciendo. 45 a 60 minutos de entrenamiento con pesas son el límite. Por otro lado he dado con un programa de entrenamiento (HST) en la red que me está funcionando. Su base es que no se debe entrenar cada músculo una vez por semana”para que se recupere” puesto que el músculo con entrenamientos cada dos días tiene tiempo de recuperarse y por tanto se aprovecha al máximo el potencial de crecimiento. Y, además, sin machacarse peligrosamente puesto que se hacen pocas series, pocas repeticiones y con pesos en aumento pero nada de buscar el peligroso “al fallo”. Llevo dos meses y medio con la dieta y el programa de entrenamiento nuevo. Mi porcentaje de grasa ha bajado de 18 al 12 por ciento, abdominales a la vista y… ¡he aumentado músculo! entorno a un kilo. Entre mi trabajo y los tres días de entrenamiento completo del cuerpo tengo una intensidad bastante alta. Me tomo 18 bloques y uno más de propina de proteína (tal como señala B. Sears para el crecimiento muscular) y realmente me está funcionando, aunque siempre tengo mi duda con esa cuantía de bloques pues una de las bases de la dieta es la restricción calórica. Evidentemente se pierde más rápido la grasa de lo que se gana músculo. Pero, es que me está funcionando, lo que reafirma mi convencimiento de que la dieta de la Zona es fantástica. No tengo dolores articulares que antes me desesperaban, veo músculo y ya apenas si paso hambre (cuestión de ir tanteando dentro de los límites zoneros) Importante comer un bocado hormonalmente adecuado media hora antes de entrenar (mejor no una gran comida para que la sangré esté atendiendo a los requerimientos del entrenamiento más que a los del estómago e intestino) y otro inmediatamente tras entrenar. ¡Cuánta “porquería” me he tomado en enormes batidos hiperinsulinémicos (cereales, azúcar, plátanos, ¡madre mía!) y con resultados miserables en cuanto al aumento muscular! Y gracias que no me ha dao un jamacuco pues estaba al borde de la diabetes tipo II. Lo dicho, estoy encantado. Un saludo a todos y os animo a que sigais ante cualquier duda con la dieta de la Zona, es la mejor inversión que podais hacer en vuestra vida, y, aunque sea más cara, incluído el aceite de pescado, que una dieta-bazofia habitual de girasoles y pastas y arroces, os vais a ahorrar un pastón en medicamentos y antidepresivos.

Hola, yo quería leer ese libro pero no pude encontrarlo. ¿Se consigue por internet?