Re:Re: Aceite omega3

#15916

rovi
Participante

Buenos días,
El Dr. Sears en la página 97 del libro En la Zona con Omega 3 RX habla de lo que denomina la “prueba” de la destilación. “Consiste en verter unas cuantas cucharadas de aceite de pescado en una taza y colocarla en el congelador durante 5 horas. Si el aceite permanece líquido pasado ese tiempo, podría ser de nivel farmacéutico (recuerda que las grasas saturadas se congelan a temperaturas frías, mientras que las grasas poliinsaturadas no). Lamentablemente esta prueba sólo informa si el producto está fraccionado no si tiene un nivel inaceptable de PCB”.

En relación a su consulta, el Dr. Paolo Petroni, director del Departamento de Calidad de Enervit S.p.A. nos remite la siguiente carta:
En la época de publicación del libro, año 2002, el mercado estaba mayoritariamente representado por aceites de pescado no destilados y con una baja concentración en ácidos omega 3 relativamente ricos en grasa saturada. Los productos destilados eran muy poco frecuentes.
Una de las diferencias entre destilados y no destilados es que la destilación reduce la grasa saturada y a la vez, los contaminantes. Una tosca pero sencilla prueba para discriminar si el producto está o no destilado es la prueba del congelador. Los no destilados se congelan a temperaturas relativamente altas mientras que los destilados pueden resistir algunas horas bajo cero; Eso se debe a que las grasas saturadas son solidas a temperatura ambiente mientras que las mono y poliinsaturadas son líquidas.
Al mismo tiempo que es una forma tosca pero sencilla para explicar la diferencia al consumidor. Esta prueba está relacionada sin embargo, con el contenido en grasa saturada. Si un aceite de pescado se congela a temperaturas relativamente altas es probable que sea relativamente alto en grasas saturadas, por tanto no ha sido destilado por tanto el nivel de contaminantes podría estar conforme a las leyes existentes pero no ser tan sumamente bajo como en los aceites destilados. Esta cadena de “por tanto” significa que no hay relación causal directa entre contaminantes y la temperatura de congelación.
Sin embargo, después de algunos años de experiencia nosotros nunca más consideramos esta prueba como una herramienta segura y útil para los consumidores. Las razones son las siguientes:
1. Las pruebas de laboratorio para determinar cuáles son estas temperaturas están realizadas con congeladores estandarizados mientras que los congeladores de los clientes no tiene “grado de laboratorio” y pueden ocasionalmente marcar temperaturas diferentes de la realidad. Esto puede llevar a resultados diferentes de la realidad cuando la prueba es “hecha en casa” haciendo al cliente creer que el aceite de pescado no es destilado cuando en realidad lo es.
2. La precipitación es un fenómeno muy complejo que puede estar relacionado con factores microscópicos fortuitos. A modo de ejemplo, en los laboratorios químicos cuando se desea obtener la precipitación de cristales moleculares orgánicos de una disolución, a veces es suficiente arañar la superficie del vaso contenedor para activar la formación de cristales. Así, tan sólo un ejemplo, la superficie microscópica de la estructura del vaso o cápsula puede determinar la precipitación (cada botella y cápsula son diferentes unas de otras a nivel microscópico)
3. Puesto que la precipitación está solamente relacionada con el contenido en grasas saturadas la calidad del aceite para ese aspecto puede ser fácilmente detectada mirando en la etiqueta la cantidad de “grasa saturada”.

Saludos.